FOTOVIC

LIDERES DE LA EVANGELIZACIÓN

Ellos buscan la gloria de Dios sirviendo en sus comunidades, sacrifican su tiempo para servir a su prójimo sin pago alguno ni publicidad. Son sencillos y humildes, siempre agradecidos. Nadie les gana en generosidad.  

 



PASTORAL DE LA SALUD, SIEMPRE EN SALIDA

Es la caricia de Dios para tantos enfermos en la parroquia. Los ministros de la comunión, con su visita mensual, en el campo y la ciudad, se convierten en buenos samaritanos que iluminan y fortalecen a los enfermos con el viático santo.

 


FORTALECIENDO LA FE

No hay modo mejor de fortalecer la fe del pueblo de Dios que acompañarle en su vida. Sus momentos más importantes deben ser los momentos más importantes del pastor. La cercanía del pastor a su pueblo es el mejor cuidado que le puede brindar.

 


HACIENDO AMISTAD, HACEMOS IGLESIA

La confianza, la sonrisa, la cercanía y el calor humano conducen a la amistad. El pastor debe ser amigo de su gente. La amistad todo lo facilita.

 


NIÑOS Y JÓVENES, PRESENTE DE LA IGLESIA

Los niños y los jóvenes, a la primera, no son el futuro, son el presente y,  como tal, se les debe cuidar. Si queremos un “futuro mejor” mucho mejor debe ser el presente de estos niños y jóvenes.