· 

UNA ESTRUCTURA A TU SERVICIO


             La parroquia Santa Mónica se rige anualmente por la Programación Pastoral de la Prelatura y su Plan de Pastoral Parroquial. Está dividida en tres grandes zonas y cada zona en sectores. Para administrar de la mejor manera toda la estructura parroquial es necesaria la comunicación. Por esta razón el párroco tiene la "carta a los cristianos", de circulación mensual, y múltiples reuniones programadas en el mes, tanto en el campo como en la ciudad.   

 

  • Carta a los cristianos.- Esta es elaborada por el párroco. Es una hoja de evangelización popular, muy simple en su lenguaje y estilo, de tal manera que pueda ser leída fácilmente. En ella se explica brevemente el significado del lema y el tema del mes y, se informa a la feligresía de las actividades más resaltantes en ese periodo, sobre todo se les recuerda las reuniones de sector. Esta carta se distribuye básicamente entre zonas y sectores de la ciudad.
  • Reuniones de sector en la ciudad.- Están programadas con fechas, horarios y lugares fijos de reunión. Cada sector se reúne una vez al mes con el acompañamiento del párroco o los vicarios parroquiales. El tema a tratar es el que corresponde al mes en curso. Este tipo de reuniones siempre integra a la vecindad.
  • Reuniones de zona de la ciudad.- Estas reuniones son en determinadas fechas del año: mayo, día de la madre; octubre, Señor de los Milagros; diciembre, Navidad; o cuando se crea necesario. Estas reúnen a todos los sectores de la zona.
  • Reunión de “La Promesa”.- Todos los primeros viernes de mes las comunidades del campo celebran “La Promesa”. Esta celebración renueva el compromiso personal y comunitario de todos los que conforman el movimiento del Apostolado de la Oración, muy fructífero en nuestra Prelatura; reúne, además, a todos los catequistas de las comunidades del campo. Esta celebración siempre se hace con la eucaristía a las 10.30 de la mañana, y un espacio de formación y planificación de los trabajos pastorales del mes con los catequistas. Luego de esta reunión se suele compartir el almuerzo. El párroco es el encargado de esta actividad mensual.
  • Reuniones de sector en el campo.- Estas a diferencia de las de la ciudad se programan de acuerdo a las necesidades que se presenten. No son tan frecuentes.
  • Reuniones de zona del campo.- Nuestra parroquia tiene tres zonas pastorales en el campo. Todos los meses hay una reunión mensual en cada zona, en la fecha y comunidad previstas en la reunión de la “Promesa”. Estas integran a la zona porque es un reencuentro con todos los catequistas de las diferentes comunidades que la conforman; son formativas porque se dan temas de doctrina, catequesis y biblia; son informativas, puesto que las comunidades dan a conocer las novedades propias. Estas reuniones zonales propician el contacto de la gente con el párroco puesto que participan también, después de la reunión con los catequistas, muchas familias de la comunidad anfitriona y, con todos, se celebra la eucaristía y se comparte el almuerzo de confraternidad.
  • Reunión de Consejo parroquial.- El Consejo Parroquial  es un organismo presidido por el párroco y que aglutina a los religiosos que laboran en la parroquia, a los representantes de los diferentes grupos y movimientos, así como coordinadores de las zonas de la ciudad y del campo, religiosas y ONG Haren Alde. El trabajo coordinado de todos significa el avance coordinado de nuestra querida institución “Santa Mónica”. Definitivamente es un ente que no puede faltar. Las grandes decisiones que encauzan el rumbo de la parroquia se toman en el Consejo Parroquial. Los miembros de Consejo, en diálogo, ayudan y promueven la actividad pastoral. El párroco tiene el deber de escuchar a su Consejo Parroquial para elaborar e implementar la programación pastoral anual de la parroquia.
  • Reunión de EPAP.-  El EPAP es el Equipo Parroquial de Animación Pastoral que lo conforman un grupo de personas comprometidas con la parroquia y se preocupan de promover y  dinamizar todo el Proyecto Diocesano de Renovación y Evangelización (PDRE) que la Prelatura adoptó. El EPAP lo preside el párroco y es el que llama a las personas más indicadas para que lo conformen. El EPAP promueve la espiritualidad comunitaria que caracteriza al PDRE, asegura la buena marcha de las diferentes estructuras de la parroquia, promueve la zonificación y sectorización de la misma, cuida del buen funcionamiento de la red de mensajeros, entre otros. 
  • Visita pastoral a las comunidades del campo.- Nuestra parroquia tiene 30 comunidades campesinas. Estas reciben las visitas del párroco todos los sábados del mes. Para poder cumplir con todas las comunidades las visitas pastorales se han dividido en "visitas de los meses pares" y "visitas de los meses impares", y estas a la vez en visitas de los primeros sábados, segundos, terceros o cuartos sábados de mes. De este modo cada comunidad es visitada por el párroco seis veces al año. Esta organización se ha logrado luego de muchas reuniones y con el asentimiento de los catequistas. 


Escribir comentario

Comentarios: 0