· 

ESCOGE: 35 AÑOS

El programa ESCOGE de nuestra parroquia Santa Rita de Casia está de fiesta porque celebra 35 años de trabajo pastoral. Son 35 años de camino con docenas y docenas de jóvenes y adultos, a los que se les acompaña en el trabajo de madurar sus relaciones interpersonales, sobre todo en el campo de la pertenencia entre unos y otros; y descubrir la felicidad en el servicio a los demás.  Yo trabajé con ellos como asesor por 11 años. Recuerdo que la posta me la dio el P. Juan Cuña, cuando llegué a la parroquia en el 2002 y la dejé el 2013 cuando me trasladaron a Chota. Ahora la asesoría de ESCOGE  la tiene el P. Ignacio Reinares.

 

La invitación a los festejos me llegó hace varios meses, así como al P. Juan, y la verdad es que no podía faltar. El P. Juan está de vacaciones, razón por la que estuvo ausente. ESCOGE significa mucho para mí. En principio mis primeros pasos en  mi vocación comenzaron en un retiro de ESCOGE, allá por Chiclayo, en la parroquia Nuestra Señora de la Consolación, por los años 93 o 94; luego en Lima, cuando me destinan a la parroquia Santa Rita de Casia, uno de mis primeros trabajos fue acompañarles en los retiros y luego en la asesoría; pero, sobre todo, me une al grupo las grandes amistades que cultivé en esa gran familia. Más que acompañarles a ellos fue la compañía de ellos a mí en toda mi estadía en Santa Rita.  

 

La verdad que la celebración fue especial. Esta se realizó en la casa de retiros de los Maristas, en la avenida Mariscal Ramón Castilla, frente a la Universidad Champagnat.  Comenzamos con la  misa, presidida por el P. Ignacio y concelebrada por un servidor. La homilía la compartimos los dos celebrantes y coincidimos en que deben seguir, con alegría y esperanza, en el trabajo que el Señor les ha encomendado, siempre de la mano de María. Luego de la misa se tuvo la ceremonia de la luz en la que todos, con un cirio en la mano, renovaron el compromiso con el Señor a la sombra del carisma de los agustinos recoletos. Luego, formando un círculo grande alrededor de la capilla, se tuvo el canto “Compañeros de miles de cosas”, tan común entre nosotros. A continuación, la foto oficial en las gradas de la entrada de la capilla. Ya se podrán imaginar el alboroto y la lluvia de celulares para las tomas.  Y, a continuación, como no, el gran almuerzo de confraternidad. No faltaron los abrazos, recuerdos, bromas, fotos, baile, reconocimientos, etc. Fue algo especial.  

 

Felicito y saludo a la familia ESCOGE de la parroquia Santa Rita de Casia por sus 35 años de labor y servicio a la comunidad parroquial. Que el Señor y nuestra madre les bendigan. Éxitos y adelante.


Escribir comentario

Comentarios: 0